author Llámanos: 976 041 817

Comparar listados

¿Cuál es la mejor hipoteca?

¿Cuál es la mejor hipoteca?
mejor hipoteca

¿Has encontrado tu piso ideal? ¡Enhorabuena! Pero ¿quieres saber cuál es la hipoteca que más te conviene para pagarlo?

En la mayoría de las compraventas de pisos, el comprador suele tener que recurrir a préstamos hipotecarios para poder afrontar el que posiblemente será el mayor gasto que realice a lo largo de su vida.

A continuación te vamos a explicar los diferentes tipos de hipotecas que existen en el mercado y a orientarte sobre las características de cada una para ayudarte a escoger la hipoteca que más te interesa.

Tipos de hipotecas

Si necesitas contratar un préstamo hipotecario para comprar tu piso, tienes que tener en cuenta y elegir entre las distintas opciones que existen en el mercado.

Hay una serie de factores que son muy importantes al contratar tu préstamo hipotecario, como son por ejemplo, el tipo de interés, el periodo de tiempo que va a durar el contrato, la cuota mensual o tu edad.

A continuación analizamos algunas características que tienes que tener en cuenta.

Según el tipo de interés:

  • Variable: el interés varía a lo largo de la vida de la hipoteca. La oscilación depende de un indicador que puede que haga que tu cuota mensual suba o baje. Los seis primeros meses o el primer año el interés suele ser fijo. Esta opción, es la más elegida actualmente.

  • Fija: el interés no varía durante todo el periodo que dura el préstamo hipotecario.

  • Mixta: el interés durante el primer año es fijo, a partir de ahí, pasa a ser variable.

 

Según el tipo de cuota:

  • Fija: las hipotecas con cuota fija son las más utilizadas en el mercado actual. Se caracterizan por estar compuestas por una parte de intereses y otra del capital solicitado. En los primeros años no se amortiza mucho el capital porque la parte de intereses de la cuota es mucho más elevada que la de la amortización. Con los años, la amortización se reduce.

  • Blindada: las cuotas blindadas mantienen siempre la misma cuota pase lo que pase con el interés. Lo único que se modificará de la hipoteca es que se aumentarán o se reducirán los plazos.

  • Final: estas cuotas normalmente son más reducidas por que se guarda un porcentaje del capital solicitado para pagarlo en la última cuota. Este porcentaje normalmente suele ser un 30% del capital solicitado inicialmente.

  • Solo intereses: esta es la cuota menos común. Las cuotas que se aportan mes a mes solo amortizan intereses, es decir, no pagan nada de capital. Cuando llegue el vencimiento del pago de cuotas, el propietario tiene la opción de pagar el capital total o vender la vivienda para hacer frente a la deuda.

Según el cliente objetivo:

  • Las hipotecas para jóvenes: para clientes con una edad inferior a 35 años, ofrecen una financiación con condiciones más ventajosas que las del resto de mercado. Según la competencia del mercado, esta diferenciación por edades puede existir o no.

  • Las hipotecas para no residentes: las segundas viviendas de residentes en el extranjero exigen condiciones más estrictas, deben aportar ahorros para cubrir los gastos y el 50% del precio de compraventa de la propiedad.

  • Las hipotecas para otros colectivos: son préstamos hipotecarios para funcionarios, personal de compañías aéreas, empleados de grandes empresas, etc.

Según la tipología del bien inmueble:

  • Hipotecas para VPO (viviendas de protección oficial): este tipo de viviendas, no se pueden vender a precio de mercado sino por el marca la ley. Si quieres saber cómo vender tu VPO, haz clic en este artículo.

  • Hipotecas de pisos de bancos: esta hipoteca pertenece a los inmuebles adjudicados por una entidad financiera, normalmente a través de subasta o cuando un cliente no ha podido pagar su deuda y la vivienda pasa a pertenecer al banco.

  • Hipotecas para suelo para financiar un terreno urbanizable y construir sobre él.

  • Hipotecas sobre bienes urbanos si la vivienda está legalizada.

  • Hipotecas para financiar una segunda vivienda. En este caso es posible que te exijan hipotecar la primera y la segunda vivienda.

 

Según la naturaleza de los préstamos:

  • Hipoteca puente: a través de esta hipoteca, puedes obtener financiación para comprar un segundo inmueble. Este tipo de préstamo es común para personas que buscan una segunda vivienda pero que aún están pagando la hipoteca anterior.

  • Hipoteca subrogada: si quieres mejorar tu préstamo hipotecario y rebajar tu cuota, puedes acudir a otra entidad financiera y conseguir unas condiciones más beneficiosas. Si otro banco te entrega una oferta vinculante, esta nueva entidad pagará la deuda pendiente y pasará a ser el nuevo deudor. Tú como cliente, deberás asumir los gastos que conllevan este trámite como notaría, gestoría o registro.

  • Hipoteca multidivisa: este préstamo te permite cambiar de divisa la deuda pendiente para pagar tu hipoteca con intereses de otros países más bajos. Sin embargo, tienes que tener cuidado con la revalorización de la moneda con la que estas hipotecado ya que el capital podría aumentar.

  • Reunificación de deudas: con la reunificación de deudas se pretende pagar las cuotas de varias deudas y préstamos poniendo en garantía tu vivienda. Tienes dos opciones: negociar con tu banco para ampliar el plazo de vencimiento del préstamo hipotecario pagando una cuota mensual menor durante más tiempo o hipotecar tu vivienda para cancelar deudas que ya posees.

Esta ha sido la explicación sobre los tipos de hipotecas que existen. Antes de solicitar un préstamo hipotecario tienes que tener en cuenta todos estos aspectos en cuenta y ver qué tipo de financiación es la que más te conviene.

¡RECUERDA! si quieres que te ayudemos con la venta de tu vivienda en Doctor Property nos ocupamos de todo el proceso, incluso de las visitas. Solo tienes que dejarnos tus datos y nosotros contactaremos contigo.

O si lo prefieres también puedes localizarnos en el 976 041 871.

¿Hablamos?

Comienza a vender tu piso con Doctor Propery

¡Te llamamos!



Artículos Relacionados

Nueva Ley Hipotecaria – Junio 2019

¿Quieres saber que implica la nueva Ley Hipotecaria de 2019? Te explicamos qué tienes que saber para solicitar un préstamo hipotecario. ¡Aquí!

sigue leyendo